Asesores Guías espirituales

Queridos Matrimonios de la Rama de Familias de Bellavista:
Es una enorme alegría comenzar este año 2019 con signos que nos llenan de esperanza, tanto al interior del movimiento y de nuestra rama, como para nuestra Iglesia de Santiago, de la que somos vida y parte.
Al mismo tiempo, también resulta una alegría sencilla constatar que, estos signos, nos hacen tomar consciencia de nuestro desvalimiento interior: como rama, como grupo, como matrimonio y personalmente. Queremos empaparnos aún mucho más del carisma de nuestro Fundador y cultivar una relación personal y honda con él; para, entonces, irradiarlo adonde vayamos. Es tan grande la fuente de riqueza y gracias que el Padre nos dejó al bendecir el Santuario Cenáculo, lugar desde donde muchos, muchos hermanos en la Alianza han crecido y se han desarrollado bajo la misma mano educadora de la Santísima Virgen, dejando huellas allí por donde han pasado durante su vida. Nos debemos a sus aportes al capital de gracias, somos portadores de una herencia.

Anclados a María, el Santuario y el Padre fundador, les invito a que nuestra imploración a la acción del Espíritu Santo sea permanente y muy consciente, para poder hacer de esa herencia nuestra misión.

Les bendigo desde el Santuario de Bellavista,

P. Fernando Adriasola B.

@2018 Rama de Familias Santuario Bellavista